Actualidad: noticias y notas de prensa

El Síndic pide que se considere el interés primordial de los niños y adolescentes en todas las medidas adoptadas para gestionar la crisis sanitaria de la COVID-19

27/03/2020

foto

Emite unas recomendaciones dirigidas a todas las administraciones en las que insiste en la atención específica a los niños, y entre ellos, a los más vulnerables.

No cuestiona las medidas adoptadas hasta ahora, fundamentadas en los conocimientos científicos y técnicos, y en la perentoriedad que ha exigido dar respuesta a una crisis sanitaria, sin precedentes inmediatos.

Pide que las autoridades comuniquen y expliquen a los niños y adolescentes, por las vías más accesibles, con un lenguaje comprensible y adaptado a sus diferentes edades y necesidades, las decisiones acordadas

Solicita que se valore ajustar de manera prudente pero específica las medidas de confinamiento, a fin de que los niños y adolescentes puedan realizar alguna actividad al aire libre o de ejercicio físico, manteniendo las distancias de seguridad y en función de la edad y las necesidades del menor.  

Las medidas de flexibilización laboral y de teletrabajo no deben invisibilizar el derecho de los niños a recibir la atención adecuada por parte de sus cuidadores y cuidadoras ni deben suponer una doble discriminación para las mujeres

El Síndic ha emitido una resolución para que los derechos de los niños y adolescentes adquieran relieve en la gestión de esta crisis sin precedentes inmediatos. Sus específicas necesidades deben ser atendidas en la medida de lo posible, haciendo también ahora prevalecer el interés primordial del niño.  

En este sentido el Síndic desea hacer mención, como buenas prácticas, de los ejemplos de los primeros ministros de Canadá y Noruega quienes han dirigido conferencias de prensa a los niños y adolescentes de sus países y han recogido sus aportaciones. Así mismo, considera muy positiva la emisión del programa Infok en que algunos niños dirigieron preguntas presidente de la Generalitat de Catalunya en relación con la crisis.

Por otra parte, y en cuanto a la salud, a pesar de tratarse de una crisis eminentemente sanitaria, se ha hablado poco del derecho a la salud de los niños y adolescentes, más allá de su papel como transmisores de la enfermedad para el resto de la población.

La mayor parte de información publicada respecto a los efectos de la enfermedad en los niños y adolescentes indica que no afecta o es especialmente poco virulenta entre los niños y adolescentes, incluso entre los recién nacidos. De hecho, de las cifras publicadas por el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, a 22 de marzo de 2020 se extrae que solo ha fallecido un menor de 10 a 19 años, aunque sí hay 34 niños de 0 a 9 años, uno de ellos en la UCI, y 15 adolescentes de 10 a 19 años hospitalizados por COVID-19.

No obstante, la OMS también califica la infancia como población de riesgo.Es necesario proteger la salud de los niños y adolescentes como colectivo de atención prioritaria, focalizando la atención en los más vulnerables y preservando la atención diferenciada y habitual a la población pediátrica.

Se deben difundir de manera extensa a través de los medios de comunicación recomendaciones y consejos pediátricos para atender las afectaciones en la salud emocional y en el desarrollo integral de los niños y adolescentes durante el confinamiento.

El Síndic considera que se deben valorar las necesidades específicas de movimiento y contacto con el medio exterior de los niños y adolescentes en función de las circunstancias personales y la edad a la hora de prever posibles excepcionalidades si el confinamiento se alarga en el tiempo y en este sentido, pide trasladar estas consideraciones a las administraciones competentes.

En cuanto al derecho a la educación en condiciones de equidad, se valora muy positivamente el compromiso del Departamento de Educación a la hora de garantizar la continuidad del aprendizaje en condiciones de inclusión y sin discriminación por razones socioeconómicas.

Considera sin embargo muy importante que se garantice el acompañamiento y seguimiento del alumnado que, más allá de los problemas relacionados con el aprendizaje formal por razones tecnológicas, de falta de adaptación de las herramientas o por limitaciones socioculturales, puedan encontrarse en situaciones de riesgo de abandono escolar, de sufrir todo tipo de violencias y situaciones de desprotección.

En este sentido, el Síndic recalca la función de la escuela, y de las actividades educativas no regladas y de tiempo libre, como institución de cohesión social, de protección y de convivencia y la necesidad de que esta tarea se siga desarrollando aún en mayor medida en la situación de confinamiento, conjuntamente con los servicios sociales y de salud.

El Síndic considera muy positivo el esfuerzo que se está realizando desde el Departamento de Educación para que se reduzca la brecha digital entre familias y centros educativos que existe, aprovechando las necesidades planteadas por la situación de emergencia sanitaria.No obstante, y entendiendo que este esfuerzo perdurará en el tiempo una vez superada la crisis, plantea la necesidad de estudiar los riesgos de utilizar herramientas digitales que no son propias a la hora de garantizar la seguridad en su uso y la protección de los datos y que se valore la idoneidad de proveerse de un sistema de herramientas digitales propio accesible y adaptado a todo el mundo.

En tanto que colectivo especialmente vulnerable, y dado que por motivos de seguridad y protección a raíz de la crisis, se han cerrado algunos servicios especializados, el Síndic pide que se garantice la asistencia y acompañamiento de los niños y adolescentes con diversidad funcional y sus familias.

En cuanto a los niños y adolescentes institucionalizados, tanto los que se encuentran en centros del sistema de protección o en centros educativos de justicia juvenil, dado su mayor riesgo de contagio en la vida cotidiana, es preciso extremar precauciones y dotar de consignas y protocolos claros de protección para el personal y para los niños y adolescentes.

También es necesario prever medidas específicas de acompañamiento emocional y psicológico para los niños y adolescentes que dadas las circunstancias de confinamiento y el daño emocional previamente vivido pueden presentar mayor predisposición de sufrir problemas de salud y estabilidad emocional.

Todas estas medidas importantes de seguridad y salud pública deberían interferir en la mínima medida posible en el desarrollo de las actividades cotidianas de unos niños y adolescentes que ya se encuentran internos en centros residenciales en lugar de en sus hogares familiares.

El Síndic quiere hacer especial énfasis en la necesidad de valorizar socialmente la tarea de cuidado de niños y adolescentes, en un momento en que la red institucional y también profesional que cubre parte de esta función ha dejado de prestar dicho servicio.

En concreto quiere que se vele por que las medidas de flexibilización laboral y de teletrabajo no invisibilicen el derecho de los niños a recibir la atención adecuada por parte de sus cuidadores y cuidadoras y por que estas medidas no supongan una doble discriminación para las mujeres principalmente, considerando el sesgo de género ya existente en la asunción de tareas domésticas y de cuidado así como para determinadas configuraciones familiares, familias monoparentales y monomarentales, separadas, con algún tipo de discapacidad, que hayan contraídola enfermedad, numerosas, hijos e hijas de parejas separadas, etc.

Las administraciones públicas, aprovechando las circunstancias y la conciencia social colectiva existente en la lucha para combatir la propagación de la enfermedad, deben realizar un esfuerzo también en la responsabilidad social y económica en la tarea de cuidado y atención de las personas dependientes y los niños, visibilizándola y valorizándola en tiempo y monetización.

Por último, hay colectivos de niños y adolescentes que merecen especial atención en estos momentos. Son los niños y adolescentes que ya sufren en la vida ordinaria de una vulneración flagrante en sus derechos, niños empobrecidos y precarizados, víctimas de violencia doméstica y abusos sexuales, migrantes sin referentes familiares, adolescentes ex-tutelados que no disponen de recurso estable, víctimas de tráfico, entre muchas otras situaciones que requieren de intervención social urgente y que pueden verse relegadas.

Por este motivo, el Síndic quiere poner de relieve que la crisis sanitaria actual supone también una situación de emergencia social y en este sentido es preciso que los servicios sociales sean dotados al efecto, con un fondo social extraordinario y con las medidas de seguridad oportunas,  para poder realizar un seguimiento detallado de las realidades de riesgo ya detectadas y poder hacer posible que puedan aflorar y atenderse situaciones de sufrimiento que pueden quedar invisibilizadas en los hogares confinados de toda Cataluña.

El Síndic ha enviado estas recomendaciones, encaminadas a preservar los derechos de los niños, a los departamentos de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, Salud, Educación y Justicia de la Generalitat de Cataluña, así como también a las autoridades responsables del Gobierno español.

Volver al inicio del listado de noticias

El Síndic analiza de oficio la gestión de la crisis del Coronavirus en los centros penitenciarios y de justicia juvenil

26/03/2020

foto

La minimización de riesgos y una actuación ágil por parte de la Administración penitenciaria debe ser compatible con el respeto a los derechos humanos de las personas internas

La suspensión de visitas y actividades de los internos pueden provocar un aumento de las tensiones y una dificultad adicional a la situación de privación de libertad

Se respaldan las medidas que se han puesto en funcionamiento como el aumento de las llamadas semanales y las videollamadas y se secundan las recomendaciones de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos 

El Síndic de Greuges de Cataluña ha iniciado una actuación de oficio para analizar la gestión de la crisis provocada por la propagación del virus SARS-CoV2, más conocido como Coronavirus, y su incidencia en el conjunto de los establecimientos penitenciarios, donde ya se ha dado algún caso positivo, y en centros de justicia juvenil dependientes de la Administración de la Generalitat de Cataluña.

La fácil y rápida expansión del virus que se está produciendo en el conjunto de la población ha condicionado, de manera particular, tanto el régimen de vida de las personas internas como el trabajo que de los profesionales penitenciarios desarrollan en el sistema de ejecución penal y de justicia juvenil. En concreto, respecto a los internos, la necesidad de suprimir las comunicaciones presenciales con el exterior, así como otras actividades formativas y de ocio, puede suponer una dificultad adicional a la situación de privación de libertad y comportar un aumento de las tensiones dentro de los centros.  

La minimización de los riesgos, junto con una actuación ágil por parte de la Administración penitenciaria, debe ser el activo principal que permita la adopción de medidas óptimas para contener la propagación del virus. Estas medidas deben ser compatibles con el respeto a los derechos fundamentales de las personas internas en todos aquellos aspectos que influyan en la ejecución de la pena o medida de privación de libertad provisional. 

Por este motivo, el Síndic de Greuges de Cataluña ha dirigido escritos de petición de información tanto a la Secretaría de Medidas Penales, Reinserción y Atención a la Víctima, dependiente del Departamento de Justicia, como al Instituto Catalán de la Salud, Programa de Salud Penitenciaria, del Departamento de Salud.

La información solicitada también ha tenido en cuenta las medidas de acceso y modificación de las formas de trabajo del conjunto de los profesionales penitenciarios, así como de las medidas de protección y seguridad que deben mantener en la realización de las tareas diarias encomendadas.

El Síndic considera positivas algunas de las medidas adoptadas y puestas en funcionamiento por parte del Departamento de Justicia, como el aumento del número de llamadas telefónicas semanales de las personas internas, y el inicio del sistema de videollamadas, así como la progresión de personas internas del tercer grado y la flexibilización, con los debidos controles, de los terceros grados de manera que muchas de estas personas internas puedan pernoctar, y seguir el confinamiento, en su domicilio.

Esta medida coincide con lo que ha recomendado la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, en una Declaración hecha pública ayer, 25 de marzo. Bachelet ha pedido a los Gobiernos de todo el mundo que intenten reducir el número de personas internas, especialmente aquellas más vulnerables al COVID-19 como son las de mayor edad o enfermas, así como las menos peligrosas. En este sentido, ha dicho que “Ahora más que nunca los Gobiernos deberían poner en libertad a todos los internos detenidos sin motivos jurídicos suficientes, entre ellos los presos políticos y otros internos que fueron encarcelados simplemente por expresar ideas críticas o disentir”. 

También ha dicho que las autoridades penitenciarias deben seguir atendiendo las necesidades sanitarias específicas de las mujeres privadas de libertad, incluidas las embarazadas, personas con discapacidad y menores de edad. 

El Síndic secunda las recomendaciones de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos y realizará un seguimiento, con los Departamentos de Justicia y Salud, de su aplicación en las prisiones y centros de justicia juvenil catalanes. 

Volver al inicio del listado de noticias

Comunicado del Síndic de Greuges de Cataluña sobre las medidas previstas por el coronavirus

18/03/2020

foto
El Síndic de Greuges de Cataluña, basándose en la experiencia de otros países y en la opinión de las personas expertas en el ámbito de la salud, pide a las autoridades competentes del Reino de España que amplien las medidas de confinamiento a todas las personas con la perspectiva de pasada la Pascua.
Este confinamiento se debe combinar con un seguimiento riguroso de las recomendaciones de la OMS y de los expertos sobre PCR, con una atención especial a las personas más vulnerables y combatiendo cualquier forma de discriminación.

Esta comunicación se pone en conocimiento del Defensor del Pueblo, de los defensores autonómicos, del Gobierno del Estado y de la Generalitat de Cataluña para que adopten las medidas oportunas para llevarla a cabo en todo aquello en lo que estén de acuerdo con el presente comunicado. Así mismo, se pone en conocimiento del Jefe del Estado.


Volver al inicio del listado de noticias

Rafael Ribó, síndic de Greuges de Cataluña, ha resultado positivo en coronavirus

15/03/2020

Ribó había tenido fiebre y síntomas respiratorios leves. En cumplimiento de los criterios, se le practicó un PCR que resultó positivo. Actualmente, el síndic se encuentra en aislamiento domiciliario y se está realizando la encuesta epidemiológica para determinar los posibles contactos.

Volver al inicio del listado de noticias

Comunicado sobre las medidas excepcionales de aplicación al servicio del Síndic de Greuges de Catalunya

15/03/2020

Medidas que permitan adaptar la prestación de servicios para minimizar los riesgos de contagio.

La sede del Síndic de Greuges permanecerá cerrada
 
La declaración de la COVID-19 como una pandemia por parte de la OMS y la previsión que en los próximos días y semanas se pueda producir un incremento del número de casos, cosa que podría llevar al colapso del sistema sanitario, ha hecho que los gobiernos catalan y estatal a insistir en la necesidad de adoptar medidas para el control y la prevención de la infección.

El compromiso que se ha pedido a las instituciones y a la ciudadanía implica, en el ámbito del Síndic de Greuges de Catalunya, que se adapte a la situación de excepcionalidad  la manera como se desarrollan nuestras funciones.

A fecha de hoy es necesario adoptar las medidas que permitan adaptar la prestación de servicios en el Sñindic de Greuges de manera que, siempre con la garantía absoluta del cumplimiento de las obligaciones que nos impone la normativa en vigor, se puedan minimizar los riesgos de contagio que impliquen los traslados entre el domicilio y el sitio de trabajo, y la própia prestación de servicios en espacios cerrados donde coincide una multiplicidad de personas.

En el contexto actual de excepcionalidad, es necesario que el Síndic de Greuges de Catalunya adopte medidas paralelas a las adoptadas por la autoridad sanitária. Las medidas que se palicaran son absolutamente transitórias y excepcionales.

A partir del 16 de marzo de 2020, la sede del Síndic de Greuges de Catalunya permanecerá cerrada. El servicio de atención a las personas se realizará a partir de este lunes a través de la sede electrónica, por teléfono, por correo electrónico y por nuestra página web (formularios web).

Dada la excepcionalidad de las medidas extraordinarias que se han determinado, los plazos en las tramitaciones pueden verse alterados.

Estas medidas serán válidas hasta que se produzcan nuevas circumstancias y consideraciones. Os pedimos disculpas por los inconvenientes que estas medidas os puedan causar, a la vez que agradecemos vuestra comprensión y colaboración.

Estamos a vuestra disposición para cualquier cuestion que nos quieran plantear, dentro de nuestro marco competencial.

Rafael Ribó
Síndic de Greuges e.f.

Barcelona, 15 de marzo de 2020

Volver al inicio del listado de noticias