Noticias

El Síndic de Greuges reclama un pacto de país para abordar las deficiencias del sistema de servicios de emergencias

04/02/2019

foto (c) Gencat

Recuerda la necesidad de nuevas políticas públicas relacionadas con el servicio de Bomberos, Agentes Rurales y protección civil

El acuerdo debería sentar las bases para superar las deficiencias del modelo actual, que se ha demostrado obsoleto

Está elaborando un Informe en profundidad sobre la situación del sistema de los servicios de emergencia que presentará al Parlamento en el mes de abril

Ha realizado algunas visitas a Parques de Bomberos donde ha podido comprobar las carencias en materia de recursos humanos, la precariedad de los medios técnicos y la degradación de algunas instalaciones

El Síndic de Greuges de Cataluña ha reclamado a todas las partes implicadas en los  servicios de emergencias en Cataluña que trabajen conjuntamente para alcanzar un pacto de país que ponga freno a la situación actual de carencias de los Servicios de prevención y de extinción de incendios y de salvamentos de la Generalitat. En este sentido, la situación debe ser analizada desde una perspectiva amplia, que debería incluir los servicios de extinción de incendios, prevención de emergencias, agentes rurales, protección civil,...

En este pacto tendrían que participar, como mínimo, el Gobierno de la Generalitat, los grupos parlamentarios del Parlamento de Cataluña, el Ayuntamiento de Barcelona, las entidades municipalistas, los mandos del Cuerpo de Bomberos, las organizaciones sindicales de los bomberos profesionales, las asociaciones de bomberos voluntarios y los otros agentes y cuerpos con competencias sobre este ámbito más allá del Departamento de la Generalitat del que dependan.

El síndic propone que el pacto siente las bases para superar las deficiencias que presenta el modelo de prevención y de extinción de incendios adoptados en Cataluña en los años ochenta (basado en un 50% de bomberos profesionales y un 50% de bomberos voluntarios) y que se está mostrando obsoleto.

En el marco de este acuerdo también insta a impulsar una nueva Ley de regulación de los servicios de prevención y extinción de incendios y de salvamentos que sustituya a la del año 1994, y, a partir de la competencia exclusiva que el artículo 132 del Estatuto de 2006  reconoce a la Generalitat en materia de emergencias y protección civil, dibujar un nuevo modelo que contemple también el papel de la Protección Civil y sus voluntarios, sustituyendo la ley de Protección Civil de 1997, de los Agentes Rurales (definiendo con claridad su papel, sus recursos y su dependencia), de las Agrupaciones de Defensa Forestal y del Servicio de Salvamento marítimo que aún hoy, a pesar de las previsiones estatutarias, depende del Estado central.

En opinión del Síndic, las consecuencias de años de recortes, el mantenimiento de un modelo obsoleto, así como el impacto de realidades como la pobreza energética o los efectos del cambio climático en nuestra masa forestal, hace indispensable este acuerdo nacional que debería ser el más amplio posible para articular soluciones para el presente y para el futuro.

El Síndic, que se ha ofrecido a colaborar en la consecución de este pacto, está elaborando un Informe en profundidad sobre todo el Sistema de Emergencias de Cataluña, que tiene previsto presentar en el Parlamento de Cataluña el próximo mes de abril.

Rafael Ribó también propone al Parlamento impulsar la creación de una Comisión de estudio sobre el Sistema de Emergencias de Cataluña como marco de trabajo en común de las diferentes fuerzas parlamentarias.

El Síndic recibió a finales del año pasado las quejas de diversas organizaciones sindicales y ha realizado algunas visitas a Parques de Bomberos donde ha podido comprobar las carencias en materia de recursos humanos, la precariedad de medios técnicos y la degradación de algunas instalaciones. La necesidad evidente de aplicar medidas de urgencia, que deben ir asociadas a una importante dotación presupuestaria, han llevado recientemente a la comparecencia del Consejero de Interior en el Parlamento.

 

 

Volver