Síndic de Greuges de Catalunya

Síndic de Greuges de Catalunya

Síndic de Greuges de Catalunya

Actividades recientes

El ocio nocturno, las fiestas mayores y las viviendas turísticas centran la quejas por ruidos dirigidas al Síndic

23/09/2016

En un reciente informe insta a las administraciones a hacer del derecho al descanso el eje conductor de las políticas sobre ocio y turismo

Es preciso que la Administración sea más activa y realice una labor inspectora continuada y eficaz para detectar los focos problemáticos con agilidad

La recogida de residuos, las campanas y los animales domésticos también son motivo de queja

Desde el año 2010 hasta el año 2015, el Síndic ha recibido 1.052 quejas sobre este ámbito, y 189, en el último año

(c) Generalitat de Catalunya

El Síndic de Greuges de Cataluña ha destacado el ocio nocturno, las fiestas mayores y las viviendas turísticas como temas recurrentes de quejas sobre contaminación acústica. A partir de las investigaciones alrededor de estas quejas también ha constatado que existe una percepción generalizada entre la ciudadanía de falta de contundencia y compromiso de las autoridades para reducir estas molestias.

Rafael Ribó, que estos días participa en Pamplona en las Jornadas de Coordinación de Defensores autonómicos, dedicadas a la contaminación acústica en el marco del propio hogar, ha concretado algunas recomendaciones destacadas para garantizar el cumplimiento del derecho al descanso y a una vida sin ruidos.

En un reciente informe sobre ocio nocturno y convivencia ciudadana, destaca que el derecho al medio ambiente adecuado implica el derecho a vivir sin ruidos. Para dar cumplimiento a este derecho, considera que la Administración debe adoptar un papel más activo y contundente y que debe hacer del derecho al descanso el eje conductor de las políticas sobre ocio y turismo. Es necesario que lleve a cabo una actuación inspectora continuada y eficaz para detectar los focos problemáticos con agilidad y para que no se cronifiquen las molestias. También recomienda que se adopten medidas que no impliquen únicamente sancionar.

A raíz de la actuación sobre las zonas de ocio de Barcelona alrededor de la calle Beethoven, en el distrito de Sarrià Sant Gervasi, y de una sala de conciertos en el distrito de Gràcia, también recomendó a las administraciones que ofrezcan servicios de mediación entre los clientes, los titulares de los locales de ocio nocturno y el vecindario. Además, sugirió más presencia policial en las zonas conflictivas y controles de alcoholemia y de estupefacientes en los lugares donde se ha detectado el consumo de dichas substancias.

Las quejas por molestias de ruidos ocasionadas por fiestas, verbenas o conciertos organizados por los ayuntamientos o en salas y equipamientos munici­pales que carecen de las condiciones de aislamiento adecuadas o no tienen en cuenta unos horarios razonables también son recurrentes. En estos casos, el Síndic recuerda a los ayuntamientos que de debe analizar el impacto acústico de los acontecimientos que se celebran para garantizar que los espectáculos públicos y las actividades recreativas que se llevan a cabo en los equipamientos públicos no vulneran los derechos de las personas que viven cerca.

Esencialmente las quejas recibidas sobre viviendas turísticas van ligadas a las conductas de los usuarios, que rompen el clima de tranquilidad y convivencia. El Síndic sugiere cambios en la legislación, de manera que se requiera la licencia previa a las viviendas de uso turístico cuando coexistan con las de uso habitual. Además, sugiere que las administraciones valoren la posibilidad de que la normativa establezca la obligatoriedad de que las viviendas de uso turístico se agrupen en bloques de edificios dedicados únicamente a este tipo de actividad para que no interfieran en la vida de los vecinos residentes.

Respecto a las quejas por el ruido de la recogida de residuos, deben tenerse en cuenta las molestias durante las operaciones de descarga mecánica, ya sea por los vehículos o por la recogida de vidrio. A pesar de que la recogida no siempre no siempre puede hacerse en horario diurno, ya que acostumbra a estar condicionada por la densidad de tráfico diurno y por los horarios de recepción de residuos en los contenedores, es conveniente que la recogida selectiva de vidrio no se realice en horario nocturno.

En los últimos años el Síndic ha recomendado a los ayuntamientos de catorce localidades catalanas que adopten las medidas necesarias para garantizar el derecho al descanso de la población y eviten las molestias derivadas del toque de las campanas. Rafael Ribó ha dirigido esta sugerencia a cada consistorio, con las especificaciones propias de cada caso, tras haber investigado las quejas que le presentan los vecinos afectados.

Aunque el tañido de campanas de las iglesias es una práctica tradicional propia, enraizada más allá del ámbito religioso, el Síndic alerta de que la Ley de protección contra la contaminación acústica no la prevé como una excepción o como un fenómeno no sujeto al cumplimiento de la normativa.  

Los animales también son fuente de ruido y el Síndic recomienda a los ayuntamientos que hagan cumplir las ordenanzas. Normalmente, estas establecen que los poseedores de ani­males están obligados a adoptar las medidas necesarias para que la tranquilidad de los vecinos no sea alterada por su comportamiento y que, a ciertas horas, se prohíbe dejar en patios, galerías o espacios abiertos animales domésticos que puedan perturbar el descanso de los vecinos con ruidos o ladridos.

Garantizar el derecho al descanso de los vecinos debe tener un carácter de servicio prioritario para las policías locales. Es necesaria una actuación decidida de los agentes de la autoridad ante las quejas vecinales que exponen situaciones de molestias por ruidos o incivismo. En estos casos, los ayuntamientos deben tomar medidas de control y priorizar este tipo de problemática.

Desde el año 2010 hasta el año 2015, el Síndic ha recibido 1.052 quejas sobre este ámbito, y 189, en el último año.

Volver al inicio del listado actividades

El Govern acepta la recomendación del síndic de elaborar un plan integral de becas para garantizar el acceso y la continuidad en la universidad

14/04/2016

La Secretaría de Universidades elaborará un informe evaluativo previo sobre la financiación de las universidades públicas, los precios públicos y la eficacia del sistema de ayudas

 

El Síndic constata que la cobertura de becas es insuficiente y que algunos estudiantes dependen de la solidaridad del entorno universitario

 

Según los datos facilitados por la mayoría de las universidades, el grado de morosidad de los estudiantes ha ido en aumento durante los últimos años

 

A raíz de la implantación del plan Bolonia (2008) y la aplicación del RD 14/2012 (2012) la enseñanza universitaria en Cataluña se ha encarecido en un 291%

foto

El Síndic valora positivamente el compromiso de la Generalitat de elaborar un plan integral de becas, con un  modelo de precios y de ayudas que garanticen la equidad efectiva en el acceso a la enseñanza superior. De acuerdo con la información recibida, primer se elaborará un informe evaluativo sobre la financiación de las universidades públicas, los precios y tasas y la eficacia del sistema de ayudas. El plan de becas surgirá a partir de las conclusiones de este informe.

Con estas medidas la Secretaría de Universidades e Investigación dará cumplimiento a las recomendaciones que se le han hecho llegar desde la institución en relación con los efectos derivados del incremento de las tasas universitarias.

El Síndic formuló estas recomendaciones tras dirigirse a todas las universidades y constatar que el número de estudiantes que no pueden asumir el aumento del coste de los estudios universitarios  se ha incrementado en los últimos años. Frente a esta situación, propone que se incrementen los recursos para el sistema de becas y se garantice que el acceso y continuidad a los estudios universitarios no esté únicamente condicionado a los recursos económicos de los estudiantes. Además, pide que se vuelvan a valorar los costes que comporta la prestación del servicio académico universitario y si procede que se lleven a cabo reajustes. También recomienda que el sistema de ayudas sea suficiente y adecuadamente flexible para adaptarse en plazos y criterios a las necesidades sobrevenidas y las particularidades familiares concretas de cada caso.

El Síndic, en su resolución, hace referencia al Real Decreto ley del año 2012 de medidas urgentes de racionalización del gasto en el ámbito educativo, que se materializó, en Cataluña, con un incremento del precio de la matrícula universitaria del 67%.

Debe tenerse en cuenta que Cataluña tiene las tasas más altas del Estado español y una de las más altas de Europa. La implantación del plan Bolonia ya encareció el coste de los estudios y, además, en el año 2012 el Gobierno catalán optó por la franja de precios más elevada que permitía la normativa estatal. Así, desde el año 2008 el incremento de precios se sitúa en un 291%.

De la información recibida por parte de las universidades públicas destaca la progresión al alza del número de estudiantes pendientes de pago de la Universitat Autònoma de Barcelona. De los 178 casos del curso 2008-2009 se pasa a 411 en el curso 2013-2014. En el mes de marzo de 2015 los alumnos afectados eran 1.120 (aunque esta cifra aún no es definitiva).

También se ha constatado un incremento significativo de impagos en la Universidad de Girona (70 alumnos en el curso 2011/2012 y 247 en el 2014/15) y en la Universitat de Barcelona, donde la morosidad se situaba en el curso 2011/2012 en un 1,68% y en el mes de mayo del 2015 estaba en un 3,04%.

Las consecuencias del impago de la matrícula puede dar lugar a la anulación de la misma e invalidar las materias cursadas. Además el Decreto de precios exige que las Universidades demanden como condición previa a la matrícula, expedición de títulos o certificados, el pago de la deuda que pueda tener este estudiante en cualquier Universidad pública catalana más los intereses de demora si corresponde.

A pesar del esfuerzo del Gobierno de la Generalitat de intentar compensar las restricciones y el endurecimiento de criterios para acceder a la beca general convocada por el Ministeri a través de las becas Equitat, se valora que este esfuerzo no ha sido suficiente para atender las necesidades surgidas de la crisis y para paliar el fuerte impacto del aumento de los precios.

Tanto es así que algunos estudiantes dependen de iniciativas solidarias del entorno universitario, ya sea desde la propia universidad, compañeros o con el apoyo de la iniciativa privada, para continuar o finalizar sus estudios.

El  Síndic encuentra inaceptable que los alumnos deban depender de la buena voluntad de las universidades y considera que todos los estudiantes deben tener la seguridad de contar con un sistema de cobertura bien estructurado, con las debidas garantías, basado en criterios objetivos y dotado de la suficiente y adecuada publicidad.

Volver al inicio del listado actividades

Síndic
Pg. de Lluís Companys, 7 · 08003 Barcelona · Tel. 933 018 075 · Fax 933 013 187 · sindic@sindic.cat