Noticias

El Síndic recomienda con carácter urgente medidas para paliar las deficiencias en las instalaciones y en la seguridad de los juzgados de Martorell y Sabadell

29/07/2020

foto

Los juzgados de Martorell presentan carencias que ponen en riesgo la salud de las personas, su vida e integridad, siendo necesario verificar de manera urgente la solidez estructural y la seguridad del edificio

En cuanto al juzgado de Sabadell, es urgente proceder a las obras del cambio de la unidad enfriadora y respetar el calendario establecido para construir un nuevo edificio

El Síndic de Greuges de Cataluña ha emitido una resolución sobre el estado de las instalaciones y las condiciones y seguridad de los juzgados de Martorell y Sabadell. Tras recibir diversas informaciones y de realizar sendas visitas a los juzgados respectivos, se han podido observar las carencias y se han elaborado una serie de medidas urgentes para la mejora de la prestación del servicio en ambas instalaciones.

Juzgados de Martorell

La institución inició una actuación de oficio el pasado mes de junio a raíz de las diversas informaciones que recibió sobre el mal estado en que se encuentra la sede judicial, tanto en cuanto a las carencias estructurales de los edificios como en cuanto a los recursos materiales y personales en que se encuentran los juzgados de Martorell. El partido judicial de la ciudad abarca un total de nueve municipios y tiene siete juzgados de primera instancia e instrucción. Estos juzgados están ubicados en una manzana de edificios, sin unificación o edificio de uso exclusivo para las tareas judiciales, lo que genera una situación de riesgo e inseguridad.

De la información recibida, se desprende la falta de condiciones, de infraestructuras, de ventilación y de mantenimiento, el incumplimiento de las condiciones en materia de protección de incendios y dudas sobre la estabilidad de los edificios de la sede judicial.

Dada esta información, el día 8 de julio de 2020 representantes de esta institución visitaron los juzgados de Martorell, donde pudieron observar de primera mano las carencias en las instalaciones, salas de espera, accesos, celdas, entre otros; problemas por las altas temperaturas, sistema de evacuación de incendios y plagas de insectos. 

De acuerdo con las informaciones de las que dispone el Síndic y las visitas realizadas a las diferentes instancias del juzgado de Martorell se considera que los edificios judiciales no son adecuados para prestar el servicio, debido a las carencias estructurales y de seguridad existentes, que suponen riesgos para la seguridad y la salud de los trabajadores y de los usuarios. Además, descuidan en permitir el acceso a las personas con movilidad reducida, y también se incumple la normativa que exige la ley de violencia contra las mujeres (la ley de violencia contra las mujeres y el Estatuto de la víctima), así como los derechos de las personas detenidas en cuanto a la inseguridad durante los traslados, entre otros. En consecuencia, aparte de poner en riesgo la salud, la vida y la integridad de las personas por la falta de protección a las instalaciones, tampoco se garantiza el acceso a la justicia y se incumple la normativa de protección de datos, debido a cómo se hacen los traslados de la documentación.

Por todo ello, el Síndic recomienda que se verifique de manera urgente la solidez estructural y la seguridad del edificio a fin de garantizar la seguridad de todas las personas, trabajadoras y usuarias, y la necesidad de adoptar las medidas adecuadas para que se cumpla la normativa de prevención de incendios y de riesgos laborales. A largo plazo, es necesario la reubicación de los juzgados de Martorell, la cual, según el Departamento, finalizará el año 2023. En consecuencia, hay que establecer las medidas adecuadas para que el calendario para la nueva reubicación de los juzgados se cumpla en el tiempo y, en su caso, buscar una sede provisional segura y digna, por lo que la situación actual no se prolongue en el tiempo.

También considera que es necesario adaptar el acceso para las personas con movilidad reducida, adoptar medidas para dar cumplimiento a la normativa de protección de las mujeres contra la violencia de género, adoptar medidas para dar cumplimiento al Estatuto de la víctima en el traslado y custodia de las personas detenidas, identificar y erradicar la plaga de insectos, garantizar la seguridad de las instalaciones, velar por el cumplimiento de la normativa de protección de datos y continuar con la dotación de medidas de protección para la Covid-19 .

Juzgados de Sabadell

Por otra parte, el Síndic también inició una actuación de oficio sobre las instalaciones y las condiciones de los juzgados de Sabadell, dado que la institución había tenido conocimiento de que se estaba volviendo a producir una situación que dificultaba la actividad de la sede. Representantes de esta institución, acompañados de representantes del Departamento de Justicia, del Ayuntamiento y de la síndica local, hicieron una visita al edificio judicial el día 15 de junio de 2020, en la que fueron recibidos por los máximos responsables de la sede.

El Síndic se dirigió al Departamento de Justicia para solicitarle información sobre las medidas de prevención de la COVID-19, las medidas para paliar los efectos de la temperatura de los juzgados y el calendario establecido para construir el nuevo edificio judicial, que se planifica poder disponer de un nuevo y modificado alrededor del año 2026, entre otras medidas.

De acuerdo con lo anterior y las informaciones recibidas, el Síndic considera necesario que se sigan implementando las medidas de protección para la COVID-19, especialmente las que están pendientes. También es urgente proceder a las obras del cambio de la unidad enfriadora y de maquinaria para mantener una temperatura adecuada dentro de las instalaciones, y mientras no se produzca este cambio hay que continuar con el seguimiento constante del sistema de climatización para garantizar su correcto funcionamiento.

Además, se ha de respetar el calendario establecido para construir un nuevo edificio, y se considera que es urgente avanzar la fecha del año 2026 y buscar soluciones alternativas para que se pueda disponer de un nuevo edificio en un máximo de tres o cuatro años. Otras medidas son la instalación de cortinas opacas para amortiguar los efectos de la radiación y mejorar las instalaciones para tener más espacio y menos concentración de gente en el edificio.

Volver