900 124 124

Novetats

El Síndic analiza en una jornada la prevención contra los posibles malos tratos a las mujeres privadas de libertad

28/06/2016

(c) Síndic

Se destaca el efecto preventivo de las visitas sin preaviso del Mecanismo Catalán de Prevención de la Tortura (MCPT)

La institución organiza las ponencias con motivo del Día de las Víctimas de la Tortura

Las reglas de Bangkok, los CIE y el derecho a la salud de las mujeres en centros penitenciarios centran las conferencias y los debates

El Síndic de Greuges de Cataluña ha conmemorado este martes, 28 de junio, el Día Internacional de Apoyo a las Víctimas de la Tortura (26 de Junio), con una jornada dedicada a los derechos de las mujeres privadas de libertad. El acto ha abordado la lucha contra los malos tratos y las prácticas abusivas que puedan tener lugar en los espacios donde hay presencia de mujeres detenidas.

La jornada se ha celebrado en la sede del Síndic, con la participación de expertas de diversos ámbitos. Noelia Igareda, doctora en Derecho por la Universidad Autónoma de Barcelona, ha pronunciado la ponencia marco: Las reglas de Bangkok para el trato a las mujeres reclusas y la situación en Cataluña.  

Teresa Pifarré, subdirectora del CP Mujeres de Barcelona; Cristina Fernández Bessa, profesora de Derecho Penal de la Universidad de Barcelona; Olga Casado, miembro del MCPT, e Isabel Hernández, coordinadora de la Unidad de las Medidas de Internamiento en Centre, de la Fundación IRES, han participado en la mesa redonda. Esta se ha centrado, entre otros temas, en la situación de precariedad de las mujeres en los CIE y las insuficiencias para dar cumplimiento al derecho a la salud de las internas en centros penitenciarios.

La Jornada ha tenido por objetivo poner de manifiesto la especial vulnerabilidad del colectivo de mujeres privadas de libertad y la necesidad de extremar las precauciones y las actuaciones preventivas. En esta línea, el adjunto general, Jaume Saura, ha explicado la labor del MCPT, que realiza  visitas sin preaviso de manera regular a centros penitenciarios y a otros espacios de detenidos. Según Saura, esta práctica, de acuerdo con el Protocolo facultativo de las Naciones Unidas (OPCAT), que acaba de cumplir 10 años, comporta un efecto preventivo y disuasorio de posibles malos tratos contra las mujeres detenidas.

El síndic, Rafael Ribó, ha insistido en la importancia de los ombudsman para defender y preservar los derechos humanos y combatir cualquier práctica abusiva que pueda ponerlos en riesgo.
 
Programa 

Volver