Noticias

La demora en el pago de la Renta Mínima de Inserción (RMI) ocasiona un menoscabo al derecho de las personas

12/08/2011

La Administración debe actuar con celeridad para garantizar que las personas con derecho a percibir la RMI y que no lo hayan hecho, la reciban cuanto antes. Además el Síndic de Greuges considera necesario retornar al anterior sistema de pago el próximo mes de septiembre para garantizar el cobro de la RMI el día 1 del mes.

El Síndic de Greuges abrió el pasado lunes una actuación de oficio para valorar que el sistema de pago de la RMI del mes de agosto haya sido mediante el envío a domicilio de un cheque nominativo en lugar de un ingreso directo en una cuenta corriente así como los problemas que este cambio ha supuesto a los beneficiarios.

Tras analizar la documentación aportada en algunas de las quejas recibidas en el Síndic, de mantener el martes una primera conversación telefónica con el consejero de Bienestar y Familia, Josep Lluís Cleries, y el secretario general del Departamento de Empresa y ocupación, Enric Colet, y de realizar algunas comprobaciones en el marco de la investigación abierta por la institución, el Síndic trasladó por carta el miércoles pasado a ambos consejeros de la Generalitat responsables de la RMI las siguientes consideraciones urgentes: 

1)     La necesidad de retornar al sistema anterior de pago el próximo mes de septiembre para garantizar el cobro de la RMI el día 1 del mes.

2)      El requerimiento de adoptar las medidas oportunas para ampliar de forma inmediata la cobertura del servicio telefónico 900 900 500.

3)      El recordatorio que la Administración debe actuar con celeridad para garantizar que todas las personas que tengan reconocido el derecho a percibir la RMI correspondiente al mes de julio de 2011 reciban este pago cuanto antes, de acuerdo con el principio de que la actuación de las administraciones públicas debe regirse por principios de eficacia y celeridad. Este planteamiento debe entenderse sin perjuicio de instruir posteriormente, de acuerdo con los procedimientos y las garantías establecidas normativamente, expedientes de revisión y suspensión de la prestación en aquellos casos en que se verifique que el beneficiario incumpla las condiciones establecidas para acceder a la ayuda.

Además de estas consideraciones, el Síndic ha requerido a la Generalitat una serie de informaciones para proceder a valorar, en toda su complejidad, la actuación de la Administración en este proceso.

 

Volver