Noticias

Comunicado relativo a la sentencia del Tribunal Supremo sobre la inhabilitación del presidente de la Generalitat

28/09/2020

En fecha de hoy se ha conocido la sentencia de la Sala Segunda del Tribunal Supremo en el recurso de casación interpuesto por el Muy Honorable Señor Joaquim Torra i Pla, presidente de la Generalitat de Cataluña, contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña de 19 de diciembre de 2019. En este pronunciamiento, el Tribunal Supremo confirma la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña e inhabilita para "cargos públicos electivos" al presidente de la Generalitat de Cataluña.

Ante esta situación, el Síndic de Greuges de Cataluña manifiesta lo siguiente:

1. La exhibición de pancartas y símbolos de naturaleza política en edificios públicos, cuando está amparada por una decisión democrática y tiene como pretensión una reivindicación puntual vinculada a la defensa de derechos, debe considerarse amparada por el derecho a la libertad de expresión. En este sentido se pronunció el Síndic de Greuges en su resolución de 17 de septiembre de 2018.

2. No obstante, en periodo electoral resulta necesario extremar la neutralidad de este tipo de edificios institucionales y, por este motivo, el Síndic recomendó al presidente de la Generalitat en resolución de 15 de marzo de 2019 que retirara la pancarta que pedía la libertad de los presos políticos, en cumplimiento de la decisión adoptada por la Junta Electoral Central.

3. La inhabilitación de un presidente elegido democráticamente por haber demorado tres días la ejecución del mandato de la JEC resulta, sin embargo, completamente desproporcionada y, por tanto, es contraria a los principios elementales de derecho penal. El mantenimiento de la pancarta tenía un carácter reivindicativo, político, que debería ser irrelevante penalmente, como ocurre en la mayor parte de ordenamientos jurídicos de nuestro entorno. No hay que olvidar que el presidente de la Generalitat ya fue sancionado administrativamente por estos hechos.

4. Prueba de esta desproporción es que esta inhabilitación supone una vulneración directa del derecho al sufragio pasivo del presidente Torra, quien era diputado en el Parlamento hasta su inhabilitación por el TSJC. La restricción de un derecho tan fundamental como el de ser elegido en elecciones competitivas sólo se puede entender en casos de los delitos de la mayor gravedad.

Indirectamente, la decisión también vulnera el derecho de sufragio activo de toda la ciudadanía de Cataluña que participó en las elecciones al Parlamento de Cataluña de 17 de diciembre de 2017.

Por las razones anteriores, el Síndic de Greuges de Cataluña considera que esta sentencia vulnera derechos fundamentales del presidente de la Generalitat y menoscaba la democracia en nuestro país.

Este comunicado se traslada a instancias europeas de defensa de los derechos humanos para que sean conocedoras de su contenido y para cualquier eventual actuación.

Volver