Noticias

El Síndic valora positivamente la gestión y prevención de la Covid-19 en los centros penitenciarios, pero pide que algunas de las medidas se mantengan

28/12/2021

foto

La contención mecánica es la última alternativa y debería ser una medida exclusivamente sanitaria

A pesar de la pandemia, se han realizado 29 visitas presenciales a centros con personas privadas de libertad

En un informe monográfico se ha abordado la valoración que realizan las personas internas de las medidas adoptadas por la Administración ante la pandemia de la Covid-19

Los niños tienen derecho a tener un contacto regular con sus progenitores en prisión

Las visitas médicas a los detenidos deben realizarse en privado y sin presencia policial

Es necesario generalizar programas para trabajar la educación afectivosexual y la violencia de género en los centros penitenciarios

El síndic de greuges, Rafael Ribó, y el adjunto general, Jaume Saura, han entregado esta mañana a la presidenta del Parlament, Laura Borràs, el Informe anual del Mecanismo Catalán de Prevención de la Tortura (MCPT), acompañados de los miembros del equipo de trabajo Jaume Bosch, Joan Merelo-Barberà y Mar Torrecillas.

Este informe, que es el undécimo que presenta en el Parlamento, recoge la actividad realizada a lo largo del año 2021 por el Mecanismo Catalán de Prevención de la Tortura y de otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes (MCPT).

A pesar de que en febrero de 2021 se reanudaron las visitas presenciales a centros con personas privadas de libertad, que se habían detenido abruptamente en marzo de 2020, todavía no se han desarrollado con normalidad. Se han realizado con un número de miembros del Equipo más reducido y se ha limitado la duración de las visitas para reducir el riesgo de transmisión. Concretamente, se han visitado 29 centros con personas privadas de libertad. La mayor parte de las visitas (15) corresponden a comisarías de policía, principalmente de las diversas policías locales (8) que en Cataluña disponen de áreas de custodia de personas detenidas. También se ha visitado siete centros penitenciarios, cuatro centros de justicia juvenil y otros centros residenciales y sociosanitarios.

Aunque se ha mantenido el protocolo de actuación durante las visitas, este año se ha priorizado el intercambio de información con las direcciones de los centros y el conocimiento in situ de las medidas adoptadas para prevenir y hacer frente a la pandemia de la Covid-19.

Aparte del resumen de las visitas realizadas, en las que se recogen las principales observaciones y conclusiones extraídas por el Equipo, el informe de este año también presenta un estudio monográfico, que incluye los resultados de una encuesta que, con la col colaboración del Departamento de Justicia, se distribuyó a todas las personas internas en centros penitenciarios y de justicia juvenil para valorar la respuesta de las administraciones públicas en la gestión de la Covid-19 en el contexto de privación de libertad.

De las visitas y trabajos realizados a lo largo de este año, el Síndic ha querido destacar las siguientes conclusiones y recomendaciones:

En relación con la pandemia, el Síndic ha manifestado que los protocolos de prevención adoptados y la vacunación del personal funcionario y de la población interna han permitido que la tasa de contagios en los centros haya sido relativamente baja. Asimismo, también valora positivamente la adaptabilidad a las nuevas situaciones por parte de las direcciones y equipos de profesionales. Sin embargo, ha recomendado mantener y mejorar las comunicaciones telemáticas, que han servido para conectar los centros con el exterior durante la pandemia, de modo que todos los centros dispongan de espacios adecuados y de cobertura suficiente para continuar la experiencia de las comunicaciones vía videollamada.

En cuanto a la aplicación de los medios coercitivos, el Mecanismo recuerda que la inmovilización y la contención mecánica deberían ser la última ratio en la resolución de situaciones conflictivas y pide que las medidas de desescalada estén protocolizadas y las aplique un equipo multidisciplinar adecuadamente formado y con capacidad en la resolución de conflictos. Ante el anuncio de la intención de modificar la Circular 2/2021, el MCPT sugiere que esta revisión se realice de forma transparente y participada por todos los interlocutores relevantes, y que incluya a personas especializadas en el respeto a los derechos humanos en el ámbito penitenciario. En el caso concreto de los niños, el Síndic pide que la contención mecánica sólo debería poder aplicarse con criterio médico y con supervisión de profesionales del ámbito de la salud, tal y como establece la Ley orgánica 8/2021, de protección integral en la infancia y la adolescencia ante la violencia.

En cuanto a los niños con los progenitores en prisión, el Síndic insiste en la necesidad de mejorar los espacios de comunicación familiar para garantizar entornos adecuados y amigables para los niños.

En cuanto a la custodia de personas detenidas por las policías locales de Cataluña, el Mecanismo recomienda desde 2014 que las policías locales que practiquen alguna detención trasladen a la persona detenida directamente al ABP de Mossos d'Esquadra y que, a tal efecto, se establezca un protocolo de actuación entre el ayuntamiento correspondiente y el Departamento de Interior, tal y como hace el Ayuntamiento de Barcelona.

Durante las visitas, el Síndic continúa constatando que las visitas médicas a las que tienen derecho las personas detenidas no se realizan, a todos los efectos, en privado −y, por tanto, no se cumple el Protocolo de Estambul−, y que las comisarías de PG-ME todavía no disponen de cámaras de videovigilancia en las salas de reseña e identificación, carencia que debería corregirse lo antes posible.

Por último, el Mecanismo ha recomendado reiteradamente que se incorpore la perspectiva de género al tratamiento de las mujeres y adolescentes que se encuentran ingresadas en centros penitenciarios y de justicia juvenil, lo que debería llevar a revisar los módulos y otros espacios de privación de libertad, los programas de tratamiento que se ofrecen a estas personas y reconsiderar otras actividades.

El informe también contiene un seguimiento de las recomendaciones formuladas por el Mecanismo en los últimos años y que todavía permanecen pendientes de aceptación y aplicación por parte de la Administración.

Volver